Hummus de tomates secos.

Esta semana te traigo una receta: una video-receta de hummus de tomates secos.
 
Espero que os guste tanto como a mi.

¡Hola!

¿Qué tal estas?

Yo camino a Barcelona, yendo a un retiro de yoga y de alimentación vegetal y saludable que hemos encontrado una amiga y yo.

Esta vez no voy sola. La idea y la persona con la que voy a compartir esta experiencia es Rocío, una amiga de la que ya os he hablado en alguna ocasión.

Pero no pensarás que me iba a ir sin dejar los deberes hechos, ¿verdad? 🙂

Esta semana te traigo una receta: una video-receta de hummus de tomates secos.

¿Conoces el hummus?

El hummus es un plato árabe. Es una crema de garbanzos muy rica que para untar y mojar con palitos de verduras e incluso para disfrutar solo con una ensalada está riquísima.

Me gusta mucho hacer versiones del plato clásico y esta vez me he decidido por el de tomates secos. Me gusta mucho esta versión porque le da un toque saladito muy gustoso. 

Beneficios de los garbanzos:

  • Contienen alta proteína vegetal.
  • Ayudan a reducir el colesterol.
  • Buenos para personas diabéticas ya que regulan el azúcar en sangre.
  • Tienen hierro y un alto contenido en fibra.
  • Tienen una buena cantidad de fósforo, vitaminas B1, B6 y ácido fólico.

Beneficios de los tomates secos:

  • Alto contenido en calcio y potasio que ayudan con la retención de líquidos.
  • Su riqueza en carotenos (vitamina A) le confiere un gran poder desintoxicante, ayudando junto a la vitamina C a eliminar las sustancias tóxicas que ingresan en el organismo.

 

Además de que esta receta lleva tahin o sésamo que aporta extra de calcio.

Ahora, ya sabes lo que toca: ¡a la cocina! Más abajo tienes todos los ingredientes y el procedimiento. 

Espero y deseo que la elabores con el mismo cariño y disfrute con el que yo elaboro cada receta para ti.

Y ahora sí, aquí tienes los ingredientes y el procedimiento que te explico en la videoreceta

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos.
  • El zumo de medio limón.
  • ½ diente de ajo.
  • Una pizca de comino.
  • 10 tomates secos.
  • Una pizca de aceite.
  • 3 cucharadas de agua filtrada.
  • 1 cucharada de pimiento de la vera.
  • Sal.

Preparación:

  1. Metemos todos los ingredientes menos los tomates secos en una batidora. Trituramos. Si no tenemos batidora podemos hacer esto manual chafando los garbanzos y picando muy bien el ajo y machacándolo. Este proceso es más laborioso.
  2. Cortamos muy pequeños los tomates secos y se lo incorporamos. Volvemos a triturar.
  3. Servimos y disfrutamos.

 

Un besazo enorme y lleno de salud.